La propiedad industrial es un elemento clave en casi todos los aspectos relacionados con el desarrollo comercial y la estrategia competitiva de las empresas: el desarrollo y diseño de nuevos productos, la comercialización de productos y prestación de servicios, la acumulación de recursos financieros y la exportación o ampliación de la empresa al extranjero mediante licencias o franquicias.

¿Qué es la propiedad industrial?

Se trata de un tipo de derecho mediante el que se reconoce a su titular una propiedad sobre una tecnología (patente), una denominación de un producto (marca), o un determinado diseño, concediéndole un monopolio de explotación en el mercado, al tiempo que se le exige el cumplimiento de una serie de obligaciones (pago de tasas, uso / explotación de la marca / patente...). También es necesario cumplir los requisitos que la ley exige para cada una de las modalidades establecidas.

A continuación indicamos cuáles son las modalidades contempladas por el actual marco legal en el estado español: