¿A qué nos referimos cuando hablamos de nuevas tecnologías? Formalmente, entendemos como tales el conjunto de herramientas, soportes y canales para el tratamiento y acceso a la información.

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, se ha vuelto necesario proteger nuevos contenidos: los programas de ordenador, las bases de datos, las páginas web, las obras multimedia, etc.

¿Sabe usted cómo proteger todos estos contenidos? Actualmente es fácil difundir los servicios de su negocio y también es fácil que terceros se aprovechen indebidamente de sus contenidos. Ahora más que nunca tenemos que proteger nuestros activos (marcas, patentes, diseños, know-how, derechos de autor, software, páginas web, etc.). Y al mismo tiempo, debemos tomar precauciones en cuanto al modo en que los utilizamos, con el fin de evitar la infracción de derechos de terceros. Asimismo deberemos cumplir rigurosamente con la normativa vigente.