Pese a que no se consideran modalidades propias de propiedad industrial, cualquier empresa debe tener en cuenta los NOMBRES DE DOMINIO y la DENOMINACIÓN SOCIAL de la empresa.

El NOMBRE DE DOMINIO es un elemento identificador y localizador de empresas, productos, servicios, individuos, etc. que operan en Internet.

La DENOMINACIÓN SOCIAL es el nombre que identifica a una persona jurídica en el tráfico mercantil como sujeto de relaciones jurídicas y, por lo tanto, susceptible de derechos y obligaciones.

A menudo se protege una marca y posteriormente no se puede obtener el nombre de dominio porque ya está ocupado, o se constituye una empresa y, con el tiempo, cuando se procede a proteger su nombre de dominio y/o su marca, estos ya existen.

Es importante saber que no existe coordinación entre los distintos organismos registrales. Por lo tanto, nuestra recomendación es que debe actuarse a un tiempo, al objeto de conseguir la denominación que se desea en todos los registros.

Por ello, ofrecemos estudios completos sobre una correcta protección de su negocio, con investigaciones sobre antecedentes registrales en los distintos organismos, y le podemos tramitar la protección y posterior mantenimiento de su nombre de dominio y la obtención de certificados ante el Registro Mercantil.